Estás utilizando un navegador desactualizado. Para una experiencia de navegación más rápida y segura, actualice de forma gratuita hoy.
Separación Total de Bienes

¿Qué es la Separación Total de Bienes en el matrimonio?


En el régimen patrimonial de separación total de bienes, cada cónyuge es dueño y administrador en forma exclusiva de los bienes adquiridos durante el matrimonio y que estén a su nombre.

Separación de Bienes

¿Qué es la separación total de bienes?

La separación total de bienes es la separación de patrimonios de cada cónyuge y su administración se mantienen separados antes y durante el vínculo matrimonial. Significa que, “lo que es mío es mío y lo que es tuyo es tuyo”.

¿Cómo pactar la separación total de bienes?

La separación total de bienes puede pactarse al momento de contraer matrimonio o bien durante la vigencia del matrimonio y mediante una escritura pública. Pero también puede ser demandada ante los tribunales en los casos y por las causales legales.

Una vez se opta por la separación total de bienes, no se puede cambiar al régimen de sociedad conyugal, pero sí al régimen de participación en los gananciales.

¿Qué régimen patrimonial tienen las parejas casadas en el extranjero?

Las personas casadas en el extranjero se consideran casadas con separación de bienes en Chile, a menos que inscriban su matrimonio en el Registro de la Primera Sección de la Comuna de Santiago, y pacten sociedad conyugal o participación en los gananciales.

Beneficios Separación Total

¿Qué sucede si termina el matrimonio?

Al terminar este régimen patrimonial, no hay nada que repartir entre los cónyuges. Es por ello que el régimen patrimonial de separación total de bienes no es beneficioso para aquellas mujeres que no trabajan remunerada mente.

Beneficios de la separación total de bienes

El beneficio del régimen de la separación total de bienes está, entre otras, en que cada cónyuge se mira de forma separada de bienes respecto del otro. Por esta razón, nunca van a formar un patrimonio común mezclando sus bienes, sino que cada cual administra lo suyo y, en caso de término del matrimonio, no tienen que liquidar nada, ya que el patrimonio de uno y otro siempre estuvo separado.

En el caso de la mujer, es conveniente en cuanto no debe contar con las autorizaciones que se requieren del marido en la sociedad conyugal. Como también es convenientes para aquellas mujeres que antes de casarse tienen un gran patrimonio o van a recibir una gran herencia y no quieren que esto sea administrado por el marido, como ocurriría en el caso de estar casado bajo sociedad conyugal.

En el régimen patrimonial de separación total de bienes, cada cónyuge es dueño y administrador en forma exclusiva de los bienes adquiridos durante el matrimonio y que estén a su nombre.


  • Compartir esta publicacion
Te puede interesar


Encuentra Tu Propiedad

Inscríbase al boletín

Ingrese su correo electrónico para recibir las últimas noticias de Bienes Raíces