Estás utilizando un navegador desactualizado. Para una experiencia de navegación más rápida y segura, actualice de forma gratuita hoy.
Corredor de Propiedades

¿Qué es un Corredor de Propiedades? Funciones, Derechos y Obligaciones.


Un Corredor de Propiedades o también conocido como Agente Inmobiliario, es un prestador de servicios inmobiliarios que puede actuar como persona natural o jurídica, ejecutando habitualmente actos de intermediación remunerada sobre bienes raíces, principalmente referidos a compraventas, arrendamientos y administraciones.

En otras palabras, el Corredor de Propiedades es un intermediario cuya principal labor es prestar la colaboración necesaria para concretar negocios inmobiliarios. Dentro de esta colaboración existen ciertos deberes y obligaciones del Corredor de Propiedades y es muy importante que los conozcamos antes de contratar y pagar los servicios o comisiones de uno.

Función Corredor de Propiedades

Funciones de un Corredor de Propiedades.

Un corredor de propiedades puede desempeñar muchas funciones al momento de gestionar una propiedad en venta o en arriendo. Es por eso que, es muy importante conocer algunas de ellas antes de contratar a un agente o ejercer la profesión de corretaje de propiedades.

A continuación, se describen las 4 funciones principales que debería poseer un profesional inmobiliario:

1. Función de Intermediario:

  • Ser intermediario en negocios inmobiliarios.
  • Representar a clientes vendedor/comprador o arrendador/arrendatario.
  • Comunicar en todo momento lo expresado por las partes.
  • Expresar las ideas con pocas y adecuadas palabras.
  • Jamás ocultar información.
  • Contar con los medios necesarios para hacer llegar la información de manera oportuna y rápida.

2. Función de Gestor:

  • Gestionar negocios inmobiliarios.
  • Evaluar los precios de los inmuebles, rentabilidad, plusvalía y tendencias del mercado.
  • Promocionar bienes inmuebles para la venta y arriendo.
  • Administrar propiedades.
  • Reunir antecedentes necesarios para efectuar el estudio legal de los títulos del inmueble.
  • Redactar contratos.
  • Contar con los medios necesarios para llevar a cabo la tarea encomendada.

3. Función de Mediador:

  • Reducir al mínimo el nivel de confrontación.
  • Mantener abiertos los canales de comunicación entre las partes.
  • Ayudar a que las partes propongan alternativas para resolver el problema.
  • Entregar cooperación en la negociación protegiendo los intereses de ambas partes de manera exitosa.
  • Ser imparcial.

4. Función de Asesor:

  • Aconsejar y asesorar en la correcta toma de decisiones en negocios inmobiliarios.
  • Tener conocimientos actualizados en materias legales y técnicas de urbanismo y construcción.
  • Evaluar y dar a conocer los precios de los inmuebles, rentabilidad, plusvalía y tendencias del mercado.
  • Resolver dudas y consultas.
  • Convertirse en un guía durante y después de la operación.

Adicionalmente como atributos inherentes a las funciones del Corredor de Propiedades o Agente Inmobiliario son el profesionalismo y perfeccionamiento. Por esta razón debe mantenerse plenamente actualizado en materia de conocimientos inmobiliarios.

Además, debe contar con el apoyo tecnológico necesario, inspirar, dar confiabilidad y seguridad a sus clientes, responder hasta el final de la transacción y dar información fidedigna y orientadora; todo lo anterior en plena armonía con las normas éticas respectivas.


Derechos, Obligaciones Corredor de Propiedades

Derechos de un Corredor de Propiedades.

Los principales derechos que posee un corredor de propiedades son:

  • Derecho a exigir el cumplimiento del mandato tanto por el mandante como por la otra parte interviniente en el negocio.
  • Derecho a exigir el pago íntegro y oportuno de la comisión pactada. En el caso de los arrendamientos con administración es una práctica comercial habitual que la comisión del agente se descuente de la renta mensual percibida del arrendamiento.
  • Derecho a exigir el reembolso de los gastos efectuados, como, por ejemplo, los gastos por obtención de documentos del inmueble materia del negocio. Generalmente los gastos de publicidad de los inmuebles no son reembolsados a menos que se haya pactado lo contrario con el cliente.

Obligaciones de un Corredor de Propiedades.

Por otro lado, las principales obligaciones de un corredor de propiedades con sus clientes son:

  • Obligación de responder a la identidad de las personas que contrataren por su intermedio y asegurarse de que sean capaces legalmente.
  • Obligación de dar cumplimiento al mandato que se le ha otorgado.
  • Obligación de ejecutar por sí mismo las negociaciones que se le encomienden.
  • Obligación de mantener neutralidad frente a las partes.
  • Obligación de actuar con estricto apego a las normas éticas y el respeto al secreto profesional.

Responsabilidad Corredor de Propiedades

La Responsabilidad del Corredor de Propiedades.

El Corredor de Propiedades, en su calidad de mandatario, responde hasta de la culpa leve en el cumplimiento de sus obligaciones, lo que significa que debe actuar con diligencia y cuidado.

Si se aparta de esta diligencia o cuidado mediano, el agente incurre en responsabilidad antes sus mandantes, por los prejuicios que a éstos se hayan originado y deberá indemnizarlos.

El Corredor de Propiedades, responderá con mayor razón, si el perjuicio causado a consecuencia de su actuar deficiente tiene su origen en culpa grave o dolo, como sería en el caso de no percatarse de que está actuando de intermediador en un contrato en que una de las partes es incapaz legal, como por ejemplo el caso de un menor de edad o un interdicto.

Por último, el agente o corredor no estará sujeto a responsabilidad si sólo incurre en culpa o descuido levísimo.

Es importante tener presente que quienes determinan si un corredor de propiedades debe responder por algún hecho y quienes califican la responsabilidad de éstos son los tribunales de justicia.


Nota Importante

Las acciones legales para hacer efectiva la responsabilidad de los corredores de propiedades prescriben en el plazo de dos años, que se cuentan desde la fecha de la operación en que el agente hubiese actuado con negligencia, culpa o descuido.

Por su parte, las acciones legales que tiene el agente para reclamar el pago de su comisión prescriben en el plazo de cinco años, contados desde que la comisión se hizo exigible.

Ahora bien, si la comisión consta en algún documento que tenga merito ejecutivo, como por ejemplo en una escritura pública, las acciones legales para reclamar el pago de la comisión prescriben en tres años, desde que la comisión se hizo exigible.


Ética Corredor de Propiedades

La Ética en los Corredores de Propiedades.

La ética profesional es el conjunto de normas y principios de carácter moral que rigen la conducta personal y profesional del agente inmobiliario, a fin de que éste actúe siempre en defensa de los derechos e intereses de sus clientes, eliminando las prácticas que dañan al público, que desacreditan o atentan contra el prestigio de otros corredores de propiedades, logrando así un adecuado control de las prácticas desleales, reñidas con la libre y sana competencia.

Los principios éticos que debiesen regir permanentemente a los corredores de propiedades son el respeto, compromiso y mantención de los códigos de conducta, esto es, las normas de comportamiento que distinguen entre el bien y el mal, como las siguientes:

  • Mantener fidelidad al cliente y reserva de la información confidencial que reciba de éste.
  • Actuar siempre en forma correcta e informada, aconsejando al cliente oportunamente y dando seguridad a sus conocimientos y acciones.
  • Cumplir en forma legal y oportuna sus compromisos.
  • Poner siempre en primer plano el interés de sus clientes, inhabitando se en caso de tener algún interés personal en el negocio.
  • Poner la misma dedicación a negociaciones de pequeña cuantía como a las de gran cuantía.
  • Mantener una posición no discriminatoria, imparcial y neutral, resguardando el interés de ambos clientes.
  • Reconocer sus errores y poner remedio inmediato, ejecutando la acción omitida o corrigiendo lo que haya efectuado en forma defectuosa.
  • Administrar con el mayor cuidado y transparencia los fondos de sus clientes.
  • Ofrecer un servicio de primera calidad y eficiencia.
  • Publicar los proyectos inmobiliarios y/o los inmuebles en forma veraz, de manera que la publicidad refleje la realidad de éstos.

Un Corredor de Propiedades que se esfuerza por actuar éticamente genera confianza entre sus clientes y sus competidores. Es importante destacar que es probable que algunas decisiones puedan conducir a resultados que comercialmente no son convenientes en el corto plazo, pero su persona y empresa ganará prestigio y el respeto de los demás, lo que sin lugar a dudas le reportará beneficios en el mediano y largo plazo.

  • Compartir esta publicacion

Te puede interesar
Encuentra Tu Propiedad

Inscríbase al Boletín

Ingrese su correo electrónico para recibir las últimas noticias de Bienes Raíces